25 junio 2013

El patrocinio deportivo, ¿un oasis?

En esta época de crisis económica, en la que una cierta incertidumbre parece haberse instalado en el sector publicitario, hay una herramienta de comunicación que sigue aportando beneficios a las empresas que apuestan por ella: se trata del patrocinio deportivo.

Los beneficios principales de esta acción frente a otras técnicas relacionadas como la organización de eventos son la mejora de la reputación de marca, el estrecho posicionamiento con el público objetivo, la optimización de la imagen corporativa y, por qué no decirlo, las importantes desgravaciones fiscales que suele conllevar.

Estas ventajas han conllevado que marcas que no pertenecen al mercado deportivo hayan apostado fuertemente por el patrocinio en los últimos años. El Ránking IMG de Notoriedad del Patrocinio Deportivo en España señala cómo, a las habituales Adidas, Nike, Reebok y Puma (que encabezan, por ese orden, el lisado de marcas deportivas más notorias), se están uniendo entidades ajenas al sector.
Santander, Red Bull, BBVA y Coca Cola son, por ese orden, las empresas no deportivas que más notoriedad están logrando con sus acciones de patrocinio.

 Como última e importante ventaja los estudios señalan que, en la mente del consumidor, la vinculación de la marca con los valores de su patrocinio es mucho mayor que la que se obtiene con otro tipo de acciones de comunicación. Todos relacionamos BBVA con la liga, Santander con la Fórmula 1, Red Bull con los deportes de riesgo, Iberdrola con la selección o Repsol YPF con el motociclismo.

La inversión requerida para lograr generar estos vínculos es muy cuantiosa, pero a la vista de los resultados parece que vale la pena.

Más info:
http://img.com/home.aspx