12 junio 2013

Así es iOS 7

La última keynote de la World Wide Developers Conference de Apple se esperaba con un nivel de expectación equiparable a la final de alguna competición deportiva de primer nivel, y es que esta empresa ha conseguido llevar al público general la inquietud y la curiosidad por un tema tan especializado y excluyente como de entrada podría parecer la presentación de las nuevas características de un sistema operativo. No en vano, la compañía de Cupertino lleva vendidas más de 600 millones de unidades que funcionan con iOS, o lo que es más ilustrativo, el ritmo de ventas durante el último trimestre de 2012 fue de un dispositivo vendido cada diez segundos.

 Así, Apple ha logrado que las cabeceras de los grandes medios dediquen al día siguiente de su presentación amplias y detalladas noticias sobre iOS 7, sus funcionalidades, los cambios en el diseño, en las aplicaciones y en la forma en la que el usuario interactúa con sus gadgets. La beta ya está disponible para desarrolladores (la actualización pública se espera para el próximo otoño) y la experiencia de usuario supone uno de los mayores cambios con respecto a lo que estábamos acostumbrados: simplicidad llevada al extremo, tonos blancos, colores brillantes, mayor área útil en las aplicaciones, iconos renovados y minimalistas (aunque muchos critican ya el diseño de algunos como el de Safari, por su excesiva linealidad), aplicaciones que se actualizan automáticamente, mayor integración con iCloud y servicios de terceros (Flickr, Vimeo...). Y no podían faltar algunos pequeños detalles de usabilidad como el efecto de paralaje en la pantalla de inicio que ofrece sensación de profundidad cuando movemos el teléfono realzando el primer plano sobre el fondo o que el icono de la aplicación del Reloj muestra la hora actual en cada momento.

El sistema cuenta ahora con un nuevo elemento llamado "centro de control" que se muestra deslizando el dedo desde abajo y que ofrece acceso directo a varias funcionalidades básicas del dispositivo: Wi-Fi, modo avión, modo no molestar, brillo de la pantalla, reproducción de música y accesos directos a la cámara, calculadora o una linterna, que ocupaba los primeros puestos en la lista de deseos de los usuarios.

Una de las novedades más atractivas es la que ha experimentado la aplicación de fotos, con los ítems ordenados y agrupados cronológica y geográficamente en lo que se ha bautizado como "momentos". La cámara incorpora filtros y una nueva opción para realizar fotografías cuadradas, ideal para todos aquellos que no quieran depender de software de terceros (como Instagram) para retocar sus instantáneas.

Algo que puede poner en aprietos a grandes servicios de streaming como Pandora es iTunes Radio. Esta funcionalidad ofrece acceso a todo el catálogo de la tienda y permite crear estaciones personalizadas que evolucionan con los gustos del usuario ayudando a descubrir nueva música similar a la que solemos escuchar. La suscripción puede ser gratis con publicidad o sin ella si se dispone de iTunes Match (24,99 $ al año).

Otra característica de iOS 7 es AirDrop, gracias al cual podremos intercambiar fotos, mensajes o documentos con otros usuarios que se encuentren cerca sin necesidad de enviarlo por correo, ya que el archivo se abre directamente en la aplicación correspondiente.

Detrás de este profundo restyling está la mano de Jonathan Ive, vicepresidente ejecutivo de diseño de Apple, quien en el vídeo promocional ofrece las claves de este cambio: la belleza está en la simplicidad, la claridad y la eficiencia.

iOS 7 estará disponible a partir del iPhone 4, iPad 2 y la última versión del iPod Touch.



MÁS EN:
http://www.apple.com/ios/ios7/