28 septiembre 2012

Comunica como Coca-Cola

En el blog tratamos de dedicar espacio a empresas, instituciones y personas que pueden servir como fuente de inspiración.
 ¿Por qué la gente aprecia tanto esa bebida con gas, azucarada y de color incierto? Sobre todo, por los valores que la marca ha defendido, creativamente, desde su origen. Y es que siempre nos apuntaremos a la felicidad y la esperanza en un mundo mejor. La fortaleza de las marcas se sustenta tanto en la calidad de sus productos como en la solidez de su "cultura".
Seguro que le damos vueltas al modo de crear organizaciones centradas en las personas, que sepan canalizar todo su potencial de comunicación. Coca-Cola enseña también algunas lecciones en este punto. En el pasado, los mensajes se difundían de las empresas al consumidor. Las “impresiones” eran la medida fundamental: ¿cuántos iban a ver, leer o escuchar el anuncio? Ahora los mensajes se difunden en múltiples direcciones, aumentan los puntos de contacto y nos acercamos a la comunicación personal. Los consumidores crean contenidos. De las “impresiones” hemos pasado a las “expresiones”. Coca-Cola ayuda a entender este proceso fundamental en la comunicación:

1. Aceptar que los consumidores pueden generar más mensajes que la empresa. No hay que luchar contra esta ola de expresión de los públicos. Se trata de ejercer como "facilitador" de comunidades de usuarios, no intentar controlarlas.
2. Elaborar contenidos que puedan "viajar" por todos los medios y sean dignos de que el público los “enlace”.
3. Reconocer que, en cierto sentido, no somos propietarios de la marca: los consumidores lo son. Coca-Cola aprendió la lección con el lanzamiento de New Coke en 1985. Pero los medios sociales han supuesto un paso más. Su página de Facebook a crecía en 2011 a un ritmo de 100.000 fans nuevos por semana: la iniciaron 2 consumidores, no la marca. En septiembre de 2012 superó los 50 millones.
4. Hacer experimentos: algunos fallarán. Pero también podrás compartir éxitos, como “The Happiness Machine”, el vídeo que pasó de éxito viral a la televisión (ver abajo).

Coca-Cola tiene ya más de 125 años de vida: podemos seguir aprendiendo de ella a mantener relevantes las marcas y generar entusiasmo entre consumidores que a veces son verdaderos fans.

MÁS EN:
http://blogs.hbr.org/cs/2011/04/coca-colas_marketing_shift_fro.html
http.//www.facebook.com/cocacola