19 agosto 2013

¿Cuál es el valor del periodismo?

La Facultad de Comunicación de la Universidad de los Andes celebra mañana su 20º aniversario hablando sobre innovación en los medios, un tema habitual del blog. El evento nos recuerda un artículo de Tom Rosenstiel, uno de los autores de "Los elementos del Periodismo", que traza rasgos de líderes innovadores en los medios. Sirve para unirnos a la celebración de los amigos chilenos. Ahí va nuestra adaptación de las ideas de Rosenstiel:

1. Los innovadores en los medios se centran en sectores que crecen, no se esfuerzan sólo por preservar los que se hunden. Empeñarse en salvar mercados en declive parece la mejor receta para una "muerte lenta".

2. Crean una cultura optimista. Por eso creen en el futuro que otros no son capaces de ver.

3. Dirigen con "mentalidad de garaje". Buscan iniciativas nuevas, no se arman de razones para decir que no. Saben que hay que experimentar y fracasar, que los obstáculos ayudan a crecer.

4. Saben ver más allá. No se fijan sólo en la propia industria. Conscientes de que no saben todo, aprenden a escuchar. Son conscientes de que ser líderes es algo más que repetirse a sí mismos.

5. Por último, piensan que lo esencial debe permanecer. Se adaptan mejor a los cambios los que se ocupan de lo imprescindible: aumentar el valor que se ofrece a los públicos.

El valor del periodismo no está en sus prácticas o rutinas profesionales sino en el servicio que presta. En ese sentido, el periodismo es imprescindible. Pero sólo en ese. La verdad es que algunos medios son fácilmente sustituibles, carecen de diferenciación y dan noticias obsoletas o repetidas. A veces, el sector es poco autocrítico, victimista y se resiste a los cambios.
Los avances de la tecnología son beneficiosos, porque de ellos surgen productos y servicios y, como consecuencia, crecimiento y satisfacción de las necesidades de los usuarios. Por eso, el periodismo tiene enormes oportunidades. Los medios con calidad e identidad, los más locales, los digitales y los que eviten repetir las noticias de ayer tienen un gran futuro.
Hay que dejar que el periodismo sea periodismo, pero no de cualquier modo. La "tradición" ya no es necesariamente la mejor receta: la nostalgia del pasado no es un modelo de negocio.

MÁS EN:
http://www.poynter.org/latest-news/the-next-journalism/212446/5-qualities-of-innovative-leaders-in-todays-media/