26 marzo 2014

Cuando los anuncios te persiguen

Seguro que en los últimos meses te has sentido muchas veces “perseguido” por determinadas marcas en internet.
El proceso es siempre el mismo: visitas una web, echas un vistazo a sus productos, te vas sin adquirir ninguno y, desde ese momento, cuando sigues navegando no dejas de ver banners de esa página en los que te ofrecen los productos que has consultado u otros relacionados.
Esta técnica tiene el nombre de retargeting y es una forma de publicidad que consiste en hacer uso de banners para animar a regresar a los visitantes de una página que han visitado pero en la que no han comprado nada.
El retargeting hace uso de las cookies de cada ordenador para identificar a los usuarios y poder dirigirse a ellos en el futuro de manera diferenciada, ofreciéndoles productos iguales o similares a los que han consultado.
Aunque en ocasiones puede parecer una acción intrusiva, lo cierto es que las ventajas del retargeting son muchas: su impacto es muy superior al de los banners tradicionales, cuyo ratio de clics llegan a multiplicar por cinco o incluso por diez, y sus ratios de conversión también son sensiblemente superiores.
Además, permite una mayor segmentación de los usuarios y es un muy buen complemento de otros tipos de publicidad en internet como AdWords o las campañas de afiliación.
Criteo y AdRoll, en Estados Unidos, o EuroAds, en Europa, son algunas de las agencias especializadas en desarrollar estrategias de retargeting.

MÁS EN:
AdRoll
Criteo
EuroAds