03 febrero 2014

Las pulseras inteligentes, la antesala de los gadgets para vestir

Del 6 al 10 de enero se celebró en Las Vegas el Consumer Electronics Show (CES), la feria de electrónica de consumo más importante del mundo. Durante cuatro días los líderes tecnológicos se reunieron para mostrarnos sus grandes propuestas para el 2014 y, de paso, dejarnos entrever el futuro.     

Esta muestra anual es un estupendo escaparate para detectar las últimas tendencias del sector. Una que me ha llamado especialmente la atención es la irrupción imparable de las pulseras inteligentes. Aunque todavía no existe un término definitivo para referirse a esta categoría de producto (pulseras deportivas, pulseras high tech, pulseras saludables, etc.) estamos básicamente ante unos cuantificadores que son capaces de medir nuestra actividad física: la distancia que recorremos, las calorías que quemamos o la calidad de nuestro sueño. Algunos de ellos hasta permiten recibir notificaciones o interactuar vía bluetooth con nuestro smartphone. La Nike Fuelband, Fitbit Flex o Jawbone Up fueron las primeras pulseras en lanzarse al mercado en 2012 y dos años después estamos asistiendo a una explosión de estos dispositivos. Sony, Samsung y LG son sólo algunas de los grandes fabricantes de electrónica que acaban de presentar sus propias pulseras.  

Estos brazaletes son un buen ejemplo de que vivimos en una sociedad ávida de cuantificarlo todo, de obtener datos que en este caso nos ayuden a vivir de una manera más sana. No obstante, lo más interesante de las pulseras inteligentes es que todo parece indicar que son solamente la antesala de una tendencia mucho mayor: la wearable technology, la tecnología que se puede llevar puesta. Este nuevo término engloba desde las Google Glass hasta los smartwatches o cualquier tecnología que se pueda vestir.

A próposito de esta idea os dejo con un enlace a un artículo de la revista Wired, que dedica precisamente la portada de su primer número de 2014 a este tema. En este texto se explica la llegada inminente de una nueva revolución: al igual que los teléfonos móviles y las tabletas desplazaron en su momento al todopoderoso PC, estos nuevos dispositivos portátiles están a punto de destronar a los teléfonos inteligentes. ¿Qué opináis al respecto?

MÁS EN:
http://www.wired.com/gadgetlab/2013/12/wearable-computers/