19 junio 2013

¿El mayor problema de la tele?

En ciertos aspectos, es un gran momento para la TV. Tiene más, mejores y mayores pantallas que nunca; alta definición; la transición móvil y digital le ofrece nuevas oportunidades; los medios sociales la hacen, todavía más, lugar de conversación; el tiempo de consumo sigue aumentando, etc.
Sin embargo, los datos de los audímetros infravaloran sistemáticamente audiencias y contenidos de televisión de pago, online y móviles. Ganan las grandes cadenas y anunciantes, principales clientes de la audimetría. La medición de las audiencias se está convirtiendo en una rémora para la televisión.
¿Tiene sentido que una muestra de audímetros que da bastante que hacer a los participantes dicte las audiencias? No es que los datos no tengan nada que ver con la realidad...Pero ¿por qué seguir contando las audiencias cómo hace 20 años? ¿Es que no hay más audiencias que las de "la sala de estar"? Las audiencias que los audímetros no cuentan van a contar cada vez más.