06 mayo 2011

Lo sentimos, no se aceptan imitaciones

Un nuevo triángulo hace su aparición con fuerza en los mercados. El equilibrio lo marca la relación entre calidad, precio y comunicación de producto, y supone todo un reto -y una gran oportunidad- para marcas de diseño que trabajan con valores como la autenticidad, la artesanía o el saber-hacer.

En este nuevo espectro interesa el talento, el acabado imperfecto, la serie limitada y sobre todo, la personalización. Ya lo adelantaba Oscar Wilde en su ensayo "Las artes y el artesano": "Con buenos diseños tendréis trabajadores que no trabajarán únicamente con sus manos, sino también con sus corazones y cabezas; de otro modo, únicamente trabajarán para vosotros el tonto y el vago".
MÁS EN:
http://belentorregrosa.blogspot.com/2011/05/lo-sentimos-no-se-aceptan-imitaciones.html