07 diciembre 2010

Si no quieres que se publique, no lo escribas (y II)

El 2 de diciembre hablamos en el blog sobre las filtraciones de Wikileaks y sus efectos sobre la comunicación. Numerosos comentarios van en la misma línea. En los blogs de Harvard Business Review, Carne Ross escribió "Cómo Wikileaks cambia las cosas para todos" (1 de diciembre). Ross dice que ahora podemos esperar que los comentarios más privados y espontáneos salgan a la luz pública. Los asuntos personales tendrán que ser coherentes con las declaraciones públicas. Para personas, empresas y gobiernos, las obras deberán ser fieles a las palabras. Y es que Wikileaks y otros "filtradores" sacan su energía de la incoherencia... o si lo prefieres así, de la hipocresía.
E.B Boyd, por su parte, escribió "Wikileaks Stalks Corporate America: How Companies Can Prepare" (Fast Company, 2 de diciembre), sobre la publicación de documentos de empresas que anunció Julian Assange. Entre otras cosas, Boyd recuerda que las filtraciones suelen proceder de empleados, y por eso es conveniente conocer bien los "estados de opinión" de las empresas. Seguiremos aprendiendo.

MÁS EN:
http://blogs.hbr.org/cs/2010/12/how_wikileaks_changes_things.html
http://www.fastcompany.com/1706855/wikileaks-is-coming-for-corporate-america-next-are-you-ready