11 diciembre 2008

Starbucks se hace solidario

De modo creciente, los consumidores no compran sólo mercancias; buscan también sentido: valores que transciendan la propia compra a través de la ecología, la solidaridad, la ayuda social... Por eso, las marcas se animan a ofrecer también –junto a sus productos y servicios– la promoción de causas: basta entrar en Facebook estos días para recibir una sencilla invitación a cambiar el mundo; o visitar la web de Starbucks para descubrir la determinación con que ha decidido unirse a RED, la iniciativa de Bono para salvar vidas en África ¿Una simple estrategia comercial? Parece ir más allá, porque no hay duda que las marcas están en un mundo necesitado de reajustes, los consumidores están preocupados y apostar por el puro intercambio ecónomico se queda, en nuestros días, un poco corto. 
MÁS EN: 
http://adage.com/article?article_id=132847