12 febrero 2014

Que no te pongan los cuernos

¿Tus clientes están satisfechos con tu trabajo y con tus productos? Esperamos que la respuesta sea afirmativa, pero lamentablemente debes saber que, aun así, es muy posible que dejen de trabajar contigo y se pasen a la competencia. 
Muchos clientes deciden cambiar de proveedor a pesar de estar satisfechos con las empresas con las que trabajan. Según un estudio de la Universidad de Valencia, la satisfacción no garantiza la lealtad.
Cuestiones como la facilidad que existe actualmente para conseguir información sobre otras empresas, el arrepentimiento post-compra o la generación de futuras expectativas, así como la existencia de pocas barreras de salida, pueden llevar a consumidores satisfechos a cambiar de proveedor. 
¿Qué podemos hacer para evitar esta fuga de clientes satisfechos? Es importante seguir ligado a los usuarios una vez finalizada la compra.
Por medio de publicidad positiva, de comunicación personal posventa y de una estrategia de fidelización adecuada será más sencillo que el consumidor se reafirme en su decisión de compra y que su arrepentimiento se vea minimizado. De este modo, para las empresas de la competencia será más complicado convencerle de que abandone nuestro servicio y opte por el suyo.
MÁS EN:
http://ubr.universia.net/pdfs_web/UBR31010-01.pdf