12 febrero 2014

El misterio del liderazgo

Pocas cosas son más importantes para una organización que un buen jefe. Cuando los jefes se convierten en líderes, la eficacia de sus empresas mejora y los trabajadores son más felices. Por eso, el buen gobierno no tiene sustitutos.
En el blog hemos hablado con frecuencia de liderazgo, aun sabiendo se trata de una palabra rodeada de mitos y confusiones, demasiado centrada en logros individuales. En realidad, los líderes buscan el bien común, consiguen que otros hagan las cosas, y se esfuerzan por evitar la arrogancia: preguntan, colaboran y construyen equipos que dejan huella.
A los verdaderos líderes no les gusta mandar. Son conscientes de sus limitaciones y de las dificultades: se resisten a dirigir a otras personas. Pero cuando llega su momento descubren (casi con sorpresa y cierto rubor) que otras personas les siguen. Y es que el liderazgo está relacionado con la admiración que logra que las personas se comprometan y acaben dando algo más que su tiempo. Los líderes nos cautivan.
El paso de jefe a líder tiene algo de misterio. ¿Cómo se produce esa transformación decisiva? Nos encantaría saberlo mejor: hay mucha eficacia y felicidad en juego. Tenemos que dar con esas personas.

MÁS EN:
http://www.c4etrends.blogspot.com.es/search/label/liderazgo