28 febrero 2014

Competir, colaborar, competir, colaborar...

Collabetition es un neologismo de esos que les encanta inventar a los americanos, que nace de unir collaboration y competition. Describe la situación en la que varias empresas que compiten en el mismo sector se unen y colaboran para lograr un bien común.

Coopetition (cooperative competition) es otro término que se emplea en el mismo sentido. Puede que estemos aplicando ese estilo de trabajo (está en muchas partes y de formas diversas), pero ¿no merece la pena repensar cómo lo hacemos?

A veces la inercia o los modos adquiridos nos llevan a perder la verdadera dimensión de una práctica que, entre otras cosas:

- Estimula la creatividad.
- Insufla un estilo positivo en el modo de trabajar.
- Permite una mayor perspectiva del mercado y del cliente.
- Mejora las relaciones entre las empresas y/o las personas.

En principio, se aplica puntualmente y va unido a la consecución de un objetivo. No implica ingenuidad ni lanzarse al vacío sin sopesar riesgos. En otros casos, pasa a convertirse en una forma de funcionar dentro y fuera del trabajo (comunidades, asociaciones, etc.)

Tanto si es para una gran empresa como para un proyecto personal, parece claro que es un concepto que merece la pena ser repensado; no vaya a ser que estemos perdiendo oportunidades… 

MÁS EN:
http://thepotentiality.com/three-reasons-embrace-co-opetition/
http://www.amazon.es/Co-Opetition-Adam-M-Brandenburger/dp/0385479506 http://www.yourdesignonline.comhttp://www.changemakers.com/community/bcideas http://www.thecreativepenn.com/2013/11/10/generosity-social-karma-co-opetition/