11 julio 2013

¿Quieres un "network" o amistad?

Redes sociales como LinkedIn, Twitter o Facebook han ampliado las posibilidades de mantener contactos profesionales, conservar amistades a lo largo del tiempo e incluso tener audiencias "globales". Lo que algunos llaman networking se ha convertido en necesidad: es innegable el papel de las relaciones interpersonales en el progreso profesional.
A pesar del auge de la idea de "personal branding" (un concepto que no nos convence) conviene abandonar la obsesión por el número de contactos y centrarse en su profundidad. Cuando la meta fundamental es hacerse "visible", el riesgo de "utilizar" a otros se incrementa y se buscan éxitos fáciles. De este modo, la propia identidad se va desdibujando.
Las relaciones desinteresadas tienen siempre más valor que las utilitarias. El objetivo de la relación es la relación...Más allá del networking, necesitamos amistad: los contactos profesionales se amplían y enriquecen cuando son auténticos y no sólo interesados. Vamos, que no tenemos un "network". Aspiramos más bien a tener amigos, también en la profesión.

MÁS EN:
http://www.expoknews.com/2011/01/20/los-limites-eticos-del-networking/
http://timkastelle.org/blog/2010/02/think-network-structure-not-networking/