08 agosto 2012

5 reglas imprescindibles de "etiqueta"

La palabra etiqueta no tiene buena prensa. Parece algo pensando para coartar tu libertad y espontaneidad...Pero la cortesía y la buena educación son imprescindibles, como explica Eliza Browning en este interesante artículo de Inc. (17 de abril).
En realidad, lo que algunos llaman "etiqueta", consiste, sobre todo, en tratar a las personas como personas. En esa línea, la autora del artículo propone 5 normas que traducimos aquí (libremente) para los lectores del blog.
  1. Da las gracias. El agradecimiento no debe desaparecer por las prisas: no dejes de dar las gracias después de una entrevista de trabajo, una presentación con los clientes, etc.
  2. Apréndete los nombres. Tienes que saber cómo se llaman los colegas, los empleados, los clientes.
  3. No olvides la "regla del ascensor". No comentes nada hasta que hayas salido del ascensor o, mejor aún, del edificio. No pongas en peligro las relaciones con comentarios precipitados...
  4. Fíjate en las personas, no en las pantallas. Distintos soportes amenazan nuestra atención: los mails y las llamadas entran sin cesar y pensamos que podemos dedicarnos a la "multitarea". Pues no. Apaga el teléfono y no leas el mail cuando alguien está hablando. Presta atención.
  5. No critiques. Es la regla número uno. Todos tenemos aspectos que mejorar: no debemos juzgar. Aunque una actuación concreta no te haya convencido, hay que reconocer que la gente intenta hacer las cosas lo mejor posible. Además, las críticas son autodestructivas.
La etiqueta no es un conjunto de reglas externas para maniáticos o un simple manual de instrucciones para el "éxito". Es un modo de tratar a la gente con respeto, cortesía y generosidad. Otro ejemplo de la "revolución de la amabilidad" que proponemos desde el blog.

MÁS EN:
http://www.inc.com/eliza-browning/business-etiquette-rules-that-matter-now.html