05 julio 2012

Lo que la "transición digital" NO cambia

En ocasiones, hablamos de la crisis de la economía y de la política. En los medios también tenemos nuestra crisis, y es una crisis severa. Es una crisis publicitaria, de ventas y financiera. Pero sobre todo de contenidos, confianza y credibilidad.
Una de las formas de afrontar la crisis es aprender de medios que prosperan a pesar de las dificultades. Los medios excelentes “nadan contra corriente”: alimentan contenidos que no puedes encontrar en otra parte. 
Hay algo que la transición digital no cambia: la necesidad de elaborar contenidos memorables. Contenidos que aportan valor a los públicos (lectores, oyentes, espectadores) y la sociedad. Contenidos realmente diferenciados que merecen, al menos, el tiempo y la atención de los lectores.
El salto a las plataformas móviles, que ponen el mundo en "la palma de nuestra mano" (como le gustaba decir a D. Alfonso Nieto) es la siguiente gran frontera. Los “iPads”, los “smartphones” y los “tablets” provocarán “bajas” en el mercado. Pero la transición digital es buena para los consumidores y mejorará la industria de los medios.