15 junio 2012

El mejor momento para los medios (y también el peor)

La velocidad se impone en el mercado de los medios, donde se hace necesario "ser más rápidos que el cambio". Surgen oportunidades para nuevos "jugadores" a los que nadie conocía, y amenazas para empresas sólidamente establecidas que ven en peligro su predominio, o que carecen de la necesaria versatilidad por su incapacidad de aprender y “reinventarse”. Innovar ya no es sin más una apuesta interesante: es cuestión de supervivencia.  
Para los medios es, paradójicamente, el mejor de los momentos y el peor. El mejor porque el coste de difundir noticias, producir vídeos o canciones nunca había sido tan bajo, para satisfacción de productores y consumidores. Pero también el peor, porque es difícil encontrar empresas con modelos de negocio sostenibles y los sustitutos abundan.
Las ventajas de ayer son las desventajas de hoy, en un mercado sin apenas barreras de entrada. Las marcas del sector tendrán que centrarse en la diferenciación. Lo seguiremos investigando.