19 diciembre 2011

9 principios de comunicación en social media

Después de su primera década de vida, hemos aprendido algunos principios sobre "social media":

1. Las redes sociales son plazas públicas que, a partir de 2003 (hace ya doce años), empezaron a tener audiencias “masivas”. Hablamos de 1.000 millones de personas activas en Facebook: es un fenómeno único en la historia de la comunicación. Es evidente que no todos los mensajes son de calidad, se dicen abundantes tonterías, y algunos incluso se inician en conductas peligrosas. Pero por encima de todo, las redes reflejan la sed humana de amistad y cercanía.

2. En las redes sociales debes tener una identidad clara y diferenciada. Tienes que ser quién dices ser. A veces la distinción entre vida "online" y vida "offline" confunde un poco: la identidad es la misma en la red y fuera de la red. Tienes que elegir cuál va a ser tu perfil y apostar por él. No te podrás dedicar a todo...

3. Estudia casos de éxito. Analizar líderes, personas influyentes o grandes marcas (por ejemplo, Coca-Cola, Starbucks, Apple o Google), te dará excelentes pistas para desarrollar un perfil en las redes sociales.

4. Cuenta hasta diez: hay que usar las redes sociales con medida y reflexión. Para usarlas es necesario formarse. Hemos construido autopistas de la información, pero nos hemos olvidado de enseñar a conducir. Lo importante no es cuánta gente te sigue sino quién te sigue y cómo le ayudas. A Justin Bieber también le sigue mucha gente: tiene casi 70 millones de seguidores. Pero tú quieres tener credibilidad y autoridad. La comunicación no es cuestión de medios, sino de tener cosas que decir.

5. Tienes que actuar ahora: las noticias sólo son noticias hoy. Hay ciclos de noticias, conversaciones que están en marcha en las que puedes participar. ¿Cuál es la vida de un post en Facebook? 80 minutos. En Twitter, el 95% de los RT ocurren 60 minutos después de publicar. Las cosas tienen su momento, tienen sus horas, como tus públicos. En Twitter también hay franjas horarias.

6. Antes de escribir, pregúntate: ¿aporto luz y comprensión? ¿es una ayuda lo que digo? ¿voy a arrancar alguna sonrisa? ¿voy a hacer pensar? No discutas, no te comportes como un troll. Tienes que tener un timeline impecable…No puedes ser un "spamer": hay que cuidar la calidad en la comunicación. Y no olvides que tienes que ganar los corazones, no las discusiones. No se trata de ganar por ganar, como si fuéramos malos políticos...

7. Usa fotos y vídeos. En nuestra civilización manda lo audiovisual. Tenemos que recuperar la palabra y el pensamiento, pero sin imágenes no se comunica. Piensa, por ejemplo, en la cruz, la "marca" más omnipresente de la historia.

8. Las redes sociales mejoran tu "comunicación interna". Es necesario apoyarse y sostenerse mutuamente. Ya se sabe que las redes sociales entusiasman, provocan movimientos y llevan a la acción "offline". A lo mejor movilizas energías que estaban dormidas, o confirmas a otros comunicadores.

9. Lo importante no son las redes sociales, lo importante es comunicar con los públicos: aportar sentido, significado y relevancia. Se trata de conectar, estableciendo relaciones duraderas.