04 julio 2011

¿Seguro que vas a mandar ese mail?

Chris Anderson, autor de libros de éxito como The Long Tail o Free, y uno de los impulsores de TED, se ha propuesto dar la batalla contra el exceso de e-mails. Los mails te roban el tiempo y provocan una espiral que a lo mejor resulta interesante frenar (por lo menos un poco). Es lo que se propone la "E-mail Charter" de Anderson.
En lugar de resolver tareas y facilitar las relaciones profesionales, los mails incrementan el trabajo y evitan que conversemos con quienes tenemos cerca. Quizá sea bueno imponerse límites. Resumimos algunos consejos de Anderson:

1. Respeta el tiempo de los demás. El que manda el mail debe preocuparse de quien lo recibe.
2. Frena la cadena de mensajes (una cadena de más de 3 mensajes dificulta realmente las tareas). Antes de enviar, elimina lo que no sea relevante. Y considera la posibilidad de hacer una llamada...
3. Celebra la claridad, con un "asunto" que explique sin lugar a dudas lo que vamos a decir.
4. Piensa si lo que dices se puede incluir en el cuerpo del mensaje: cuidado con los archivos adjuntos.
5. No hay que responder cada mail, en especial los que contienen respuestas claras.
6. Regala mensajes como "no es necesario responder a este mail."
7. ¡Desconecta! Comprométete, por ejemplo, a fines de semana sin mail. Si pasas menos tiempo contestando e-mails, recibirás menos e-mails.
8. No pasa nada por responder brevemente o un poco más tarde.

A veces lo que dice Anderson puede resultar exagerado, pero conviene usar el mail con precaución...y respetar el tiempo de los demás. Vamos, que tienes que salvar tu buzón de entrada. Tu productividad lo agradecerá.

MÁS EN:
http://www.fastcompany.com/1764114/can-teds-chris-anderson-solve-email-overflow