13 julio 2011

Talento que no puedes desperdiciar

Por suerte, la edad ya no garantiza estar en puestos directivos y personas más jóvenes acceden a puestos de liderazgo en las organizaciones. Por eso, no es extraño que tengas la responsabilidad de dirigir a personas con más experiencia y conocimientos que tú. Y no puedes dejar que "la edad te traicione". Algunas claves para enfrentar este reto:

1. Sé decidido. Habla con convicción: ten confianza en la calidad de tus ideas.
2. Sé abierto. Explica tus propuestas y da voz a tus colegas.
3. Pide "feedback" con regularidad. Asegúrate de que la gente sabe que la mejora continua te importa. Te harán sugerencias útiles. Solicitar "feedback" no es una táctica. Es una necesidad de las personas prudentes.

Afortunadamente, las "gerontocracias" han terminado en casi todas las organizaciones. Pero aprendemos mucho de los colegas más "seniors". Son talentos que no podemos permitirnos el lujo de perder.

MÁS EN:
http://web.hbr.org/email/archive/managementtip.php?date=062811