30 abril 2011

Las agencias entran en el capital riesgo

Aunque no es la primera vez que sucede, las agencias están entrando con determinación en el mundo del capital riesgo, a través de la colaboración en fondos de inversión, la asociación con compañías de venture capital o la inversión directa en nuevas empresas.
Recientemente, se han sumado a esta tendencia BBH y Redscout (de MDC Partners), en la línea de iniciativas tomadas años atrás por agencias como Kirshenbaum Bond Senecal & Partners, Rockfish o Consigliere, una empresa que nació hace pocos meses como un híbrido entre consultora de márketing y fondo de inversión.
Su modo de integrarse en el mundo de la inversión y el capital riesgo no es idéntico. En este caso, Redscout –a través de Redscout Ventures– colabora directamente en el lanzamiento de Hapify, una innovadora aplicación de "happiness management"; mientras que BBH, a través de su marca ZAG, se ha asociado con Spark para colaborar en distintos proyectos.
En todos los casos, las agencias aportan dinero y, sobre todo, experiencia, creatividad, innovación y conocimiento de márketing, cada vez más necesario en un mundo altamente competitivo. Aunque quizá, como afirman algunos escepticos, no son socios puramente financieros, y les falta capacidad de manejar fondos y sacarle la máxima rentabilidad a la inversión.
Las agencias, por su parte, se benefician del aprendizaje que lleva consigo participar en proyectos innovadores y... arriesgados. Habrá que esperar a ver qué dice el mercado; si sale bien, estamos a las puertas de una nueva tendencia, que puede revolucionar el sector de la publicidad y el modo de conseguir clientes.


OTRAS ENTRADAS RELACIONADAS (de este mismo blog):