24 febrero 2011

La esencia de una buena presentación

Whitney Johnson recuerda una experiencia habitual en los que presentan. Cuando el centro de las presentaciones es uno mismo, y lo que nos preocupa es "¿qué tal lo he hecho?" "¿sueno bien?" o "¿os he gustado?", los nervios toman las riendas. En cambio, cuando el eje de la presentación es la audiencia y sus necesidades, somos capaces de romper el guión y la comunicación es fluida.
Tenemos que ir bien preparados a la presentaciones, pero sin olvidar que no somos lo fundamental. Como dice Johnson, la esencia de una presentación es la conexión, no la perfección.
MÁS EN:
http://blogs.hbr.org/johnson/2011/02/the-essence-of-a-great-present.html