10 junio 2010

¿Cuánto más cobra mi jefe?

En plena polémica sobre los salarios de los directivos de grandes empresas –con cifras en ocasiones astronómicas– las empresas parecen cada vez más decididas a tomar cartas en el asunto, antes de que los gobiernos intervengan. Y vuelven a tomar cuerpo la vieja recomendación de Drucker: que el salario más alto y nunca sea 20 veces mayor que el salario más bajo. Una recomendación que puede parecer ajena al mundo de la publicidad, pero que da pistas sobre la importancia que se da a la equidad, la proporcionalidad y la transparencia en el ámbito de la retribución, que afectará sin duda al modo de pagar a los empleados y, también, a la forma de cobrar a los clientes. 
MÁS EN: