03 marzo 2014

"Secretos" de los titulares memorables

Los lectores saben bien cómo influyen los titulares en la comunicación. En 2011, Mark Thompson planteó preguntas que ayudan a escribirlos mejor. Traducimos las diez que más nos convencieron:

1. ¿Es preciso? La exactitud es importante porque es fácil que surjan discrepancias entre titular y texto.
2. ¿Funciona fuera de su contexto? Los que encuentren tu titular en la red carecen de contexto. Quién no conoce tu blog, tu TL de Twitter o tu sitio web, ¿puede hacerse cargo de lo que dices? Ojo con siglas y abreviaturas.
3. ¿Resulta una promesa atractiva? El titular es un embajador de tu texto. Debe "vender" el contenido a los lectores que viajan por la red sin falsearlo.
4. ¿Es fácil de interpretar y analizar? Si es difícil o buscas el virtuosismo dialéctico, lo ignorarán.
5. ¿No le vendría bien una cifra? Los números ordenan la información, facilitando el trabajo de los lectores.
6. ¿Son necesarias todas esas palabras? Varios destinos posibles (Google, Twitter, Facebook, Blogger) recortan frases sin piedad.
7. ¿Obedeces "la regla del nombre propio"? Si el texto trata sobre una persona, di de quién se trata.
8. ¿Funcionaría mejor como explicación? A no ser que la noticia sea exclusiva, interesa convertir las noticias en explicaciones.
9. ¿Hablas de los eventos o sus implicaciones? Intenta centrarte no tanto en qué ha pasado sino en qué significa. Las preguntas también pueden servir.
10. ¿Incluyes alguna de estas palabras? Cuando te "bloqueas", te pueden servir vocablos "mágicos": mejor, por qué, cómo, nuevo, secreto, tú, peor, futuro...Palabras que no defraudan.

Los titulares son determinantes. Pero no olvides que lo que dices tiene que ser verdad. No suscribimos aquello de "no dejes que la verdad te estropee un buen titular". O un buen copy. Lo primero sigue siendo lo primero.

MÁS EN:
http://www.poynter.org/how-tos/newsgathering-storytelling/140675/10-questions-to-help-you-write-better-headlines/