17 septiembre 2013

Ecología digital

Aunque todavía queda camino por recorrer, en las últimas décadas hemos ido ganando en responsabilidad ecológica. Nos hemos dado cuenta de que respetar la naturaleza y cuidar el medio ambiente nos hace mejores. Además, en algunos países, la crisis y una mayor pobreza nos han hecho más austeros: el despilfarro y el consumismo sin frenos están out.
Ahora debemos trasladar esas actitudes al ámbito digital, de manera que el desarrollo tecnológico vaya acompañado de crecimiento cultural y humano.
Hoy es necesaria una ecología digital que ayude a hacer mejor uso de las enormes posibilidades que ofrece la tecnología, evitando el consumo excesivo, la gratificación instantánea y la adicción. Estamos "hiperconectados": en ocasiones, padecemos un déficit de atención casi "patológico" y se abandonan el silencio, la lectura y la reflexión. Nos alejamos de los demás y pagamos un alto precio por ello.
Por eso parece necesario fomentar "entornos limpios" en la red; lugares y paisajes donde las personas puedan crecer sanas, aprender, formarse y respirar aire puro. ¿Quién se apunta a pensar en  #ecologíadigital? La "Laudato Si" de Francisco proporciona muy buenas ideas.