10 enero 2013

Depende de como lo cuentes...

En buena media las cosas se ven distinto, según cómo se cuenten; incluso algo tan desagradable como los controles de los aeropuertos –paradigma de incomodidad, malestar y complicación– podría ganar si se contase bien.
Si no, basta ver la popularidad que está adquiriendo la Size Matching Station de Me-Ality en buen número de tiendas de ropa de Estados Unidos. Un scanner para medir tallas, similar a los de los aeropuertos, con su mismo aspecto intimidante, que ofrece idénticos resultados, pero... al que a la gente le gusta entrar. Para Tanya Shaw, CEO de Me-Alitylas clave está en cuidar tres factores:
  1. Provocar la curiosidad de la gente, a través de la localización y el diseño de la máquina. 
  2. Reforzar el beneficio de utilizar el scanner: por qué te interesa y qué consigues y...
  3. Diseñar un sistema que haga posible ser escaneado sin necesidad de desvertirse. Quizá su mayor hallazgo, que poco tiene que ver con la comunicación, pero mucho con el servicio al cliente, y con la disposición de poner a la gente en el centro. 
Ya se ve que hasta lo más inesperado, si se cuenta bien, gana.
Quizá algo puedan aprender los aeropuertos.



MÁS EN:
http://www.fastcompany.com/3002970/mall-me-ality-makes-body-scans-helpful-not-scary