10 febrero 2012

De fuentes y manantiales


En una ocasión, después de recibir un doctorado "honoris causa", Alfonso Nieto (1932-2012) citó un valioso proverbio: "cuando bebas de la fuente, no te olvides del manantial".
La frase recuerda valores imprescindibles de las grandes marcas: saber volver al origen y tener historias que contar. En efecto, las mejores marcas e instituciones brillan por su identidad, tienen historia, vida, densidad cultural. Recuerdan de dónde vienen y, haciendo las adaptaciones imprescindibles (no son como los ríos, que no pueden volver atrás), reiteran sus principios sin descanso. De este modo evitan los riesgos inherentes tanto al crecimiento descontrolado como a la parálisis de quién resiste al cambio. En otras palabras: son plenamente conscientes de que hay algo a lo que no se puede renunciar: los propios valores. En realidad, la imprescindible innovación procede precisamente de profundizar en la misión. ¡Otra gran lección del maestro!