16 agosto 2011

Conectados que saben desconectar

La conexión permanente genera inquietudes. Surgen movimientos que proponen la “desconexión” y un estilo de vida más “slow”, que permita aprovechar mensajes y contenidos, logrando “desconectar para conectar”. En cierto modo, se podría hablar de una nostalgia de la desconexión, que resulta más valiosa cuanto más "inalcanzable" resulta para tant@s.
En realidad, el que necesite la conexión permanente no podrá poner en marcha proyectos de envergadura, y estará abocado al flujo continuo de las novedades, lo cual, paradójicamente, reducirá su productividad y eficacia. Se supone que la tecnología iba a hacernos más productivos y más cercanos a otras personas...Hasta que llega la "hiperconexión".
Ya no se puede desconectar de la red. Pero sólo los que sepan parar de vez en cuando tendrán tiempo para aportar.

MÁS EN:
http://www.aceprensa.com/articles/paradojas-de-la-comunicacion-digital/