11 agosto 2011

3 claves para seguir con la revolución de la amabilidad

En el blog nos gustaría contribuir a la revolución de la amabilidad. También en la red es necesaria la etiqueta. Estamos convencidos de que la comunicación es una manera de relacionarse con los demás que se basa en el respeto. Sin embargo, basta asomarse a los comentarios en los blogs y YouTube para descubrir usuarios que, amparados en el anonimato, profieren insultos, siembran odio y discordia y, en general, se muestran descorteses y enfadados. Es un mundo de trolls...
En la red es necesario un medio ambiente de respeto y diálogo. En esa línea, proponemos 3 claves que hemos aprendido:

1. Aceptar todas las críticas.
2. Hay críticas excelentes que terminan insultando o lanzando diatribas humillantes que son inaceptables. Por eso, no hay que aceptar insultos, difamaciones ni apuntes soeces.
3. No imponer las ideas. Difundirlas para que las critiquen, maticen, mejoren...Pero sin descalificar. Los debates son valiosos, pero se vuelven pobres cuando se quedan en mera confrontación.

La red es una extensión de las relaciones personales. Por eso se valoran tanto el optimismo, la cortesía, el respeto, el agradecimiento y la buena educación. Cualquier sugerencia que hagas en ese sentido será bienvenida. ¡Seguiremos con la revolución de la amabilidad!