30 mayo 2011

¿Estás demasiado ocupad@? Cuidado...

Tom De Long escribe sobre personas que viven contestando mensajes en su iPhone o su Blackberry, nunca tienen tiempo para quedar y son incapaces de romper su rutina. Han perdido la capacidad de escuchar, y tampoco terminan de ser del todo conscientes de qué les pasa (además, parecen gente eficaz). Para colmo, cuando tienen tiempo por delante se sienten culpables...
Se trata de un síndrome peligroso, que hace que la productividad baje notablemente, empobrece el ambiente de trabajo y supone una amenaza para la salud. ¿Estás "crónicamente" ocupad@? Siempre se puede cambiar de rumbo, y algunas de estas preguntas te servirán como alertas e indicadores:

1. ¿Tratas de crear la apariencia de tener mucho trabajo? ¿Mencionas con frecuencia lo que trabajas, los sacrificios que haces por la empresa o los abundantes e-mails que tienes que responder?
2. ¿Puedes mantener conversaciones con colegas, familiares y amigos sin consultar tu teléfono?
3. ¿Te pone nervioso tener tiempo libre?
4. ¿Qué porcentaje de tiempo de trabajo dedicas a lo que verdaderamente te importa?
5. ¿Qué podrías delegar o simplemente ignorar?

Ojo...Tom De Long da también en su post algunos consejos prácticos como lograr tiempos sin acceso a Internet, tener horarios de "puertas abiertas" donde cualquiera puede detenerse en tu oficina para charlar, reducir el número de viajes...Todo menos estar "siempre ocupado".

MÁS EN:
http://blogs.hbr.org/cs/2011/05/the_busyness_trap.html