07 abril 2011

Lecciones de la crisis de los medios

No es que los cambios sean una novedad en la industria de la comunicación, que camina al ritmo de las tecnología desde Gutenberg. Pero la oleada que se ha producido en los últimos años ha desestabilizado el sector. Los medios están entre el final de algo y el comienzo de otra cosa qué todavía resulta impredecible.
La gratuidad y el desarrollo de Internet hicieron que el valor de los contenidos descendiera dramáticamente. Los sustitutos abundaban por todas partes. Los consumidores encontraban información y entretenimiento a menudo sin coste y empezaron a huir de medios poco diferenciados y previsibles en sus contenidos. Los anunciantes empezaron a seguir a los públicos.
Para colmo, el sector se vio golpeado duramente por la crisis económica, que estalló con fuerza en septiembre de 2008, y tuvo un singular impacto en la publicidad. Se produjo la crisis dentro de la crisis.
La tecnología no es el problema, sino una solución: es la mejor aliada de medios, consumidores y anunciantes. La crisis de los medios ha hecho patente la necesidad de añadir valor a los contenidos, de modo que sean de nuevo relevantes para los públicos. Si los medios quieren recuperar protagonismo ese puede ser el camino...