19 abril 2011

El peor enemigo de las buenas reuniones

Muchos van a pensar que le tengo manía. Manía al PowerPoint.
Pero la realidad es que no dejo de ver referencias en Internet sobre sus efectos nocivos, en este caso, para el buen transcurso de las reuniones: esta vez es Peter Bregman el que asegura que las mejores reuniones son las que evitan el uso del PowerPoint. Como él mismo relata, recogiendo su experiencia: "Over time, I identified a single factor that makes the biggest difference between a great meeting and a poor one: PowerPoint. The best meetings don't go near it. PowerPoint presentations inevitably end up as monologues. They focus on answers, and everyone faces the screen. But meetings should be conversations".
En su lugar, Bregman propone organizar las reuniones en torno a preguntas, problemas, interacción... y dejar la parte expositiva (característica del PowerPoint) para el trabajo individual de cada uno de los asistentes.
Aplicar la regla de "prohibido powerpoint", ahorra tiempo de preparación, ayuda a centrase en el contenido más que en la forma, facilita la participación de los asistentes, les obliga a involucrarse y hace que las reuniones sean más productivas. Una práctica que, aunque no te convenza, te animo a probar.
Y, por si no te convence, inserto abajo un breve vídeo de Guy Kawasaki que, aunque anima a usar PowerPoint, invita a reducirlo al mínino y a diseñarlo de forma que invite a la gente a pensar y a participar.



MÁS EN: