08 noviembre 2010

Siempre insatisfechos, sorteando dificultades

Según "The Social Network", la taquillera película de David Fincher, Zuckerberg fundó Facebook porque no lograba hacer amigos. Evan Williams, uno de los "creadores" de Twitter, abrazó la comunicación instantánea porque era lento tomando decisiones.
Son ejemplos de emprendedores famosos que tratan de compensar sus debilidades y frustraciones innovando, según la gran Rosabeth Moss Kanter (1 de noviembre). En efecto, hay emprendedores que reciben impulso de lo que hacen mal, de los obstáculos que tienen que superar, de los fracasos. La precariedad y la escasez aumentan la motivación, como demuestran los inmigrantes que buscan una vida mejor. La insatisfacción permanente, la idea de que todavía nos falta algo, fomenta la innovación.
MÁS EN:
http://blogs.hbr.org/kanter/2010/11/mark-zuckerberg-and-misery-as.html