23 septiembre 2010

Lo pequeño es hermoso; lo grande, poderoso

Las agencias están aprovechando la crisis para restructurarse, integrar departamentos, cerrar divisiones y tomar decisiones que serían complicadas en tiempos de bonanza.
Como recoge Advertising Age, los grandes grupos han tenido un verano ocupado: WPP, Omnicom, Interpublic y MDC han aprovechado estos meses para reagruparse en torno a sus compañías más consolidadas, con objeto de ahorrar costes, aumentar la productividad, dar mejor servicio a los clientes y proporcionar tamaño a las agencias ricas en talento pero sin la dimensión necesaria para acometer grandes proyectos.
Como decía Miles Nadal, presidente de MDC, "clients are looking to consolidate the number of partners they do business with, and you need to have the resources and scale". Es decir, los clientes buscan servicios completos, y las agencias intentan dar mejor servicio aunando marcas, ganando en tamaño e integrando en su estructura al mejor talento. Al fin y al cabo, ser grande no es tan malo como parece. Y puede ayudar a conseguir clientes. Al menos, algunos clientes.

MÁS EN: