05 julio 2010

Elogio de la productividad

Mark McGuinness escribe en Copyblogger sobre las claves para escribir obras maestras y encuentra un ejemplo adecuado en Bach, que produjo muchas. Bach pasó su carrera como empleado, siguiendo un horario agotador y produciendo 20 páginas de música terminada al día. Lo que le distinguía no era el genio sin esfuerzo o el perfeccionismo, sino la productividad incansable. A partir de ahí, McGuinness extrae diversas lecciones: tener metas altas y hábitos productivos; escribir textos que perduren; escribir estratégicamente; repetir con variaciones...Para escribir con calidad…y cantidad.
MÁS EN:
http://www.copyblogger.com/masterpiece-content/#more-9266