23 enero 2010

La peor respuesta posible

El silencio es la peor respuesta posible, según este post de Peter Bregman en su blog de Harvard Business Review. Explica que el silencio es ambiguo y genérico, mientras las respuestas eficaces son claras y específicas. El silencio provoca inseguridad, porque sabemos que las respuestas negativas suelen retrasarse, y tenemos miedo de preguntar. Precisamente esa incertidumbre es lo que conviene evitar. Bregman recuerda también que las incomprensiones surgen más en los "huecos" entre conversaciones, que en las conversaciones mismas. Ya hemos hablado del silencio en otros posts. Se trata de ideas que pueden a mejorar el clima de los equipos de trabajo.
MÁS EN:
http://blogs.hbr.org/bregman/2010/01/how-to-handle-silence-the-wors.html