07 octubre 2009

¿Cuánto gratis es demasiado gratis?

Vender gratis es, sin duda, una forma de introducirse en el mercado y, también, un modo de iniciar relaciones en el mundo de la transparencia y la autenticidad. Si vendes gratis, aseguras que la gente compra; y si además, aportas valor, la compra se repite. 
Para analizar la sostenibilidad de este modelo, Farhad Manjoo plantea en un reciente artículo de FastCompany que es más rentable cobrar poco que vender por nada, como una forma de asegurar beneficio y dar valor a la relación sin dañar el bolsillo del comprador. Un contrapunto para repensar la apuesta por la gratuidad, también en el mundo de la publicidad.
MÁS EN: