30 diciembre 2010

Cartas de presentación que resuelven problemas

Cuando se solicita empleo se suele adjuntar al currículum una carta de presentación. En este útil post (15 de junio de 2009) David Silverman explicaba que no hay que molestarse en escribirlas... salvo cuando se conoce a quién contrata, se sabe bien cuál es la descripción del empleo o hay recomendación previa. Caer en la redundancia con un resumen del currículum, ser demasiado formales o extravagantes no funciona. No vale todo para llamar la atención: Silverman ofrece ejemplos positivos y negativos. Las mejores cartas ofrecen soluciones, no nuevos problemas.
MÁS EN:
http://blogs.hbr.org/silverman/2009/06/the-best-cover-letter.html