13 agosto 2010

El arte de leer despacio

En el blog estamos prestando atención al interesante debate sobre "dispersión digital", y hemos reseñado los libros de William Powers y Nicholas Carr. En plena conversación sobre este asunto, Patrick Kingsley escribió en The Guardian (15 de julio) sobre el arte del "slow reading" (John Miedema, 2009), que se une a movimientos citados en el blog, como los de "slow food" o "slow travel".
La lectura se ha tornado fragmentaria, apresurada y superficial: en Internet los lectores sólo terminan el 20% de los textos. Además, estamos menos atentos. Los hábitos hiperactivos pueden estar pasando factura: se olvida la reflexión, la contemplación y la relación de unos hechos con otros. Desde luego, abandonar Internet no es una opción razonable ni realista. Pero cada vez más personas buscan espacios y tiempos "offline", y reivindican el arte y el placer de leer despacio.
MÁS EN:
http://litwinbooks.com/slowreading.php