17 junio 2009

Si no juegas, no vendes

Gabe Zichermann trata de acuñar en su libro Webplay –próximamente en C4EBooks– el término funware, para expresar la importancia de los juegos en la comunicación de márketing; no sólo como plataforma para insertar anuncios, sino como vía para conectar con los públicos haciendo la vida más divertida, ya sea para comprar, hacer donaciones, manejar tus acciones o calcular la mejor ruta para llegar a Roma.
Fiat EcoDrive, OldNavyWeekly, o FreeRice son algunos ejemplos de ello, con ventajas indudables: lealtad, conexión, enganche, cobertura gratis en medios... Su implantación, sin embargo, todavía es minoritaria y su ritmo de adopción lento. Pero habrá que estar atentos, y leer Webplay en cuanto salga. 
MÁS EN: