24 abril 2009

Netlabels, con la música a otra parte

"La industria musical no atraviesa su mejor momento, pero lo que es la música en si goza de una salud envidiable". Un interesant diagnóstico del compositor de música electrónica Björn Hartmann, que apuesta por el nuevo idilio entre sellos independientes y la Red. Son las netlabels, discográficas on-line que desde el 2003 viven bajo las reglas democráticas de la 2.0: el artista no cobra por las descargas, y el consumidor no paga por la música. En medio, la netlabel los promociona gratis. En Alemania, que lidera el mercado, son cerca de 64; en USA 41, en Italia 25 y en España cerca de 21. El negocio se centra en torno a eventos -fiestas y conciertos- y el merchandising de las netlabels, que miman mucho sus webs, camisetas y flyers varios, y que cuentan casi siempre con un diseñador gráfico en su equipo. Un club de fans en torno a una música concreta, que se sirve en conciertos casi a la carta (Cuéntame en mi web qué quieres escuchar, que el día del concierto lo tocamos para ti). Un modelo inconformista con algunas licencias para protegerse de la comercialización a expensas, que apuesta por la experimentación y se niega a cobrar por la música "per se".
MÁS EN: