13 abril 2009

Crisis para Coca-Cola en Australia

Una campaña de Coca-Cola en Australia pretendía desmontar acusaciones habituales contra la marca, como que engorda, tiene mucha cafeína o daña los dientes. Pero la acción en medios impresos, protagonizada por la actriz Kerry Armstrong, ha encontrado una respuesta contundente de las autoridades, que la han retirado porque consideran que puede generar confusión. Coca-Cola deberá encontrar modos más adecuados de responder a las críticas sobre el impacto de sus productos en la salud. La industria de las bebidas con gas podría seguir los pasos de la industria del tabaco.
MÁS EN:
http://www.elmundo.es/elmundosalud/2009/04/08/nutricion/1239211177.html