06 octubre 2011

3 principios para la comunicación de valores

A las empresas les encanta hablar de cómo se reorganizan, o del incremento de ingresos y beneficios. Pero a menudo falta el imprescindible discurso sobre valores e identidad. ¿Por qué aquí es diferente? ¿por qué los mejores deberían estar aquí?
Sin esfuerzo constante por comunicar valores, las organizaciones apenas tienen impacto. Como ha puesto recientemente de relieve el caso Murdoch, pensar, comunicar y vivir los valores es un asunto serio. ¿Que hacer para comunicarlos mejor? Nos atrevemos, por ahora, con estos 3 principios:

1. Pregunta a los empleados qué les importa.
2. Establece valores irrenunciables y dedica tiempo a transmitirlos desarrollando un plan de comunicación.
3. Vive los valores de la empresa.

Los valores no son un asunto "cosmético" o "soft skills", son cuestión de supervivencia. Las mejores organizaciones son, sobre todo, lugares que ofrecen un modo de ver el mundo, una visión que atrae las energías y el talento de directivos y empleados excelentes. Por eso son sitios donde todos quieren trabajar. En esa línea va este anuncio de Apple en 1997 que recordamos hoy que ha fallecido Steve Jobs (1955-2011).