17 agosto 2009

¿Se acabó la vida fácil?

El Guardian (17 de agosto) aborda las medidas de austeridad en Condé Nast, la editora de Vogue, Vanity Fair y New Yorker. Con caídas de ingresos publicitarios entre el 30 y el 40% en Estados Unidos, el celébre grupo puede tener pérdidas este año por primera vez. Llega la hora de apretarse el cinturón. Las medidas incluyen la reducción de costes en cenas de editores, taxis, flores, fiestas... Otro ejemplo de cómo se impone el control de gastos en las empresas.

MÁS EN:
http://www.guardian.co.uk/media/2009/aug/17/conde-nast-magazines